Este tipo de modelado de figuras se realizan en azúcar para decorar las tartas. Son de estilo manga, y se pueden personalizar con ellas las tartas de comunión o bodas como quieras, desde la ropa, el pelo, o los ojos hasta con detalles de las aficiones o mascotas del homenajeado.